>El Salto de la Cadena

>

La 15ª etapa del Tour de Francia, disputada en el día de ayer, pasará a la historia como la del salto de la cadena de Andy Schleck y el ataque de Contador, una circunstancia que ha dado mucho de qué hablar en las últimas horas. El mismísimo Bernard Hinault espeta a Andy Schleck a aprender a usar el cambio. Los tertvlianos, en su intento de sortear la intoxicación mediatica del fútbol de clubes, ofrecen su opinión sobre lo ocurrido.

Nacho comienza diciendo:
“lo de ayer en el Tour fue una de esas cosas que se recordarán siempre, el salto de cadena de Shleck en la subida a Balés. Si hubiera sido al revés habría que haber oido a Carlos de Andrés, pero como fue al revés….

De todas maneras, Contador puede ser un fuera de serie y español, a mi no cae muy bien que digamos, viene de la escuela de Armstrong y Bruyneel que no es q hayan hecho mucho bien al ciclismo actual.. Me quedo con la escuela de Indurain, que no de Echavarri. Y una cosa está clara, Contador tenía el Tour ganado desde que empezó con esa contrarreloj el sábado. Como pasó en anteriores Tours. ”

Manulovic defiende al pinteño:
“Contador es un fuera de serie, uno de los elegidos, que complementa a figuras como Nadal, Alonso, Gasol, Lorenzo.. Un fuera de serie, que puede batir todos los registros. Unico, e irrepetible”

Nacho matiza:
“Habría q diferenciar entre dos tipos de figuras:
Nadal y Gasol
y Alonso, Lorenzo y Contador “

Pepe ve a Contador por el camino erróneo:
“Ayer yo creo q se equivocó 3 veces.
No es muy inteligente hacer lo q hizo. Pero no lo digo por fair play o esas cosas, sino por interés propio. Indurain era un crack en eso: domesticar a los rivales hasta q coman de tu mano. ¿Le hacían falta esos 30 seg q sacó? Claramente NO. Coño, párate, le esperas, algunos te criticarán, pero la mayoría, y sobre todo Schlek, se quedarán sin armas, algo así como el “síndrome de Estocolmo”. Ahora les ha enrabietado a todos, y a la mínima le esperan emboscadas por doquier. ERROR 1.

Está claro q se dio cuenta de la avería, pero lo negó al llegar, como un niño. ERROR 2.

Y para rematar su despropósito, va y graba una disculpa en la habitación del hotel. Pero ¿qué coño haces? Joder, si eres valiente y lanzado, eres valiente y lanzado. Vale, decidiste q se joda Schlek (es una opción respetable en deporte, yo creo q poco inteligente para el futuro, pero respetable), pues luego no te disculpes, cojones, q no tienes nada de qué disculparte. Creo q tiene poquitas luces este Contador. ERROR 3.

¡Qué poco han aprendido algunos del gran campeón de las chistorras! “

Manulovic sigue defendiendo a ultranza al pinteño:
“Es un lance de carrera. Los dos Tours que ha ganado, los ha ganado sin equipo y el pasado año con un ambiente infernal. Este año el ambiente tampoco es muy allá. Los que ha ganado y los que gane, los ganará él. Que nadie le ha regalado nada. ”

Pepe rescata del olvido a su añorado Miguelón:
“Coño, pero q sea coherente. Si va de depredador tipo Hinault, Merkx o Armstrong, olé sus cojones, pero q luego no mienta cual chiquillo ni se disculpe cual corderillo. Si eres un tiburón, eres un tiburón. Se ha quedado a media salida. Indurain era mucho más listo, amansaba a las fieras, dormía a sus rivales cual flautista de Hamelín, dejaba q todos tuvieran su porción del pastel de la gloria, pero al final él se comía el trozo importante. Grande Miguelón, We miss you!!!!! “

Manu, el colaborador ocasional en materia de ciclismo, aporta su opinión respecto de lo ocurrido en la 15ª etapa:
“Me parece completamente deleznable el revuelo que se ha armado con el tema del “fair play” en la etapa de Bagneres de Luchon. Estoy tan cabreado que me dan ganas de mandar a tomar viento al ciclismo profesional. La prensa generalista y deportiva de media Europa atiza a Contador por no haber esperado a Andy Schleck, e incluso la partidista prensa española siembra dudas al respecto. Pero es que un tío como Pedro Horrillo, al que yo respeto muchísimo por su amor a las clásicas del norte, ha salido diciendo que él no considera una acto amistoso haberse aprovechado del percance mecánico del luxemburgués.

Esto ya me ha tocado el alma, y ahora sí que ya no entiendo nada. ¡Acto amistoso! Yo pensé que esto era ciclismo, y no Los Osos Amorosos. ¿Desde cuándo se espera en ciclismo a un rival cuando la carrera va lanzada? ¿Esperó Armstrong por Zuelle en el Paso Gois? ¿Esperó por Iban Mayo en una caída a tropecientos de meta antes de pisar ni un adoquín? La respuesta es no. La milonga esta de esperar al rival viene de aquella caída tonta en Luz Ardiden en 2003, en la que el matón de Tyler Hamilton, a pesar de correr en otro equipo, amenazó a todo el grupo cabecero con que había que esperar a Armstrong, y Ullrich pasó por el aro para ver como el tejano ni le daba las gracias…ponía el molinillo y sentenciaba el Tour más difícil de ganar de los siete que encadenó. Bien hecho.

En el ciclismo no hay que esperar a nadie cuando existe un percance, porque los percances son parte del ciclismo. Esto era un deporte de tíos duros, que huían de la mina y del andamio para ganarse el pan, que cuando caían se levantaban sin quejarse, que cuando pinchaban se reparaban a sí mismos la bicicleta. Hombres que coronaban puertos del Giro nevando en manga corta, que subían los muros de Flandes andando cuando no podían guardar el equilibrio, y que salían de madrugada en etapas de 300km para llegar a meta cuando era de noche. Ya dentro de la época televisiva hemos visto a Fignon y a Delgado atacar en los avituallamientos, hemos visto a Lemond completamente cagado por la pata abajo por no poder parar en la cuneta al ir la carrera lanzada, hemos visto a Virenque dejando pasar a Heras en la curva más peligrosa de la Joux Plane para que se saliese de trazada y ganar la etapa celebrándola como nunca. Hemos visto mil pinchazos en el pavé, a Hincapie romper la tija y romperse cien huesos, a Zulle cayéndose por un barranco abajo en la Cobertoria y Rominger tirando como alma que lleva el diablo por delante. Hemos visto a Evans perder el podium en una Vuelta a España por un pinchazo del que parece que nadie se acuerda… y todo esto es ciclismo, no juego sucio.

Atentar contra el fair play es tirarse en el área simulando un penalty, es dar un cabezazo en un combate de boxeo o poner un motorcito en una bicicleta. Tirar para delante cuando la carrera va lanzada y a un rival se le salta la cadena es un acto que no debería causar el más mínimo comentario negativo. Es que a este paso en el ciclismo van a sacar un Safety Car, que cuando una nenaza de estas levante la mano porque se le ha metido un papelito de chicle entre los radios, se pare la carrera, se solucione el problema y se vuelva a dar la salida. Se van a prohibir las carreras sobre pavé porque hay riesgo de caídas y pinchazos, y las bajadas de los puertos van a ser neutralizadas, porque es más seguro.

Pero lo más irritante, lo que me tiene frito y me ha impedido casi dormir esta noche es que, después de hacer lo correcto, el fatalmente asesorado Alberto Contador salga mintiendo descaradamente en meta diciendo que “no me enteré de que Andy había sufrido un percance”. Osea, que tu rival, que va como una moto en montaña, ataca, se para de repente, le pasas como un obús y crees que todo va normal. Y por el maldito pinganillo Martinelli no te informa de nada. ¿Te crees que somos idiotas, Alberto? Lo que tenías que haber dicho es “claro que me enteré de que se le había salido la cadena, pero estas cosas pasan en ciclismo y en el pavé cuando se cayó su hermano, él tampoco esperó por mí. Ni tenía que hacerlo él aquel día ni hacerlo yo hoy”, que es más o menos lo que dijo Samuel Sánchez ante los micrófonos de TVE, para rectificar incomprensiblemente horas después y disculparse diciendo que había mucha confusión y no se enteró muy bien de lo que pasaba.

Cuando ya me iba a la cama cabreado se me dio por entrar de nuevo en Internet y ver que el señor Alberto Contador, después de sus desastrosas declaraciones al cruzar la línea de meta, y seguramente abducido por su jefe de prensa, el impresentable ex – Marca Jacinto Vidarte, se marcaba un vídeo desde su habitación del hotel, al más puro estilo Lo Que Necesitas Es Amor, en el que pedía perdón a Andy Schleck y se mostraba compungido por haber ganado el maillot amarillo de esa forma. El próximo paso será que rueden Brokeback Mountain II con Andy&Alber de protagonistas.
Que se pare el mundo que me quiero bajar. Igual soy yo el que ha perdido la cabeza. Sólo me consuela que durante la retransmisión Carlos de Andrés apuntaba que iba a haber polémica y Delgado flipaba por colores. Y me consuela más que dos ciclistas poco sospechosos de ser pro-españoles como Laurent Fignon y Laurent Jalabert culpaban a Andy por haberse puesto más nervioso que Fernando Esteso en la Ruleta de la Fortuna y haber tardado 40 segundos en colocar una cadena salida en su sitio.”

Pepe se arrodilla:
“AMÉN “
Rubén genureflexiona:
“Impresionante artículo. Deberías mandarlo al AS o El país. “

Luis también se arrodilla:
“AMEN II “

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s