Paquetes Atléticos V

El Atlético vuelve a la Champions 11 años después y para celebrarlo nada mejor que uno de los mejores episodios de los Paquetes Atléticos, el del Doblete y la Champions.

Tras 2 temporadas rozando la tragedia nadie daba un duro por el Atleti. Jesús Gil vuelve a tomar medidas para ver si “Este Año Sí” se ganaba la Liga. Una de las primeras medidas es fichar a Radomir Antic, ese entrenador que fue despedido teniendo al Real Madrid líder de la Liga con unos números envidiables pero que no jugaba bien. Ese entrenador sin rencor. Ese entrenador que inexplicablemente sólo sirve para comentar en el Carrusel Deportivo con su español nunca aprendido (debe ser el único serbio que no habla correctamente el español tras años en España). Pero también es ese entrenador que cambió un equipo que estaba en una dinámica perdedora, un entrenador que modernizó un club asimilándolo a un club inglés y, sobre todo, el entrenador que hizo campeón al Atlético de Gil.

El fichaje estrella de esta temporada fue uno que llegó de tapadillo, un desconocido que había jugado en equipos menores, pero bien conocido por Radomir, pues era paisano suyo, Milinko Pantic. Su primera hazaña fue el gol de falta que marcó en el Trofeo Carranza que permitió la clasificación del equipo para la final y para que se hiciera con el Trofeo. El comienzo de un larga serie de partidos invicto.

Otro fichaje importante de esta temporada fue el de Molina. El Atlético necesitaba garantías bajo palos tras el desastre de las últimas temporadas. Nadie confiaba en este portero que había recibido en el Albacete 5 goles del Salamanca en la promoción de 2ª. Pero el fichaje salío bien, nació un nuevo estilo de portero, el portero que jugaba con adelantado y con los pies. Un portero que llegó a debutar en la selección como extremo izquierdo y que a punto estuvo de marcar un gol.
Por último otro fichaje con buen ojo de Radomir (parece que sólo lo tuvo en esta temporada…) fue Santi Denia. El central manchego hizo un temporadón, pero desgraciadamente, en las siguientes temporadas pasó a engrosar la lista de paquetes rojiblancos, en un claro ejemplo del jugador que la noche madrileña le convierte en paquete.
También llegó un delantero de garantías para aportar gol al ataque atlético, Luboslav Penev. El búlgaro venía de superar un cáncer de testículo y acabó siendo el máximo goleador del equipo con 16 goles.

Pero no podían faltar los paquetes en esta temporada. El Atlético había soltado mucho lastre desembarazándose de Roman Kosecki, Ivan Rocha, el Tren Valencia, Soler, Paulino, Ferreira, Dobrovolski… El primero, Roberto Fresnedoso (alias Generoso) vino del Español con una buena temporada pasada, pero acabó en el saco de los paquetes gracias a la noche madrileña que más adelante disfrutaría con su amigo Bacalardín. Otro puntal de la noche madrileña, el Petete Correa. Un jugador con gran clase en el regate, pero, desgraciadamente, también en la barra. Llegaron también otros dos jugadores jóvenes que destacaron en el Mundial Sub20: Leo Biagini y Quentin Fortune, que no terminaron de despuntar en el Calderón, tuvieron que irse a otros lares para poder demostrar lo que tenían dentro.
Hay que destacar el rescate de jugadores en esta temporada, como Solozabal y Kiko que demostraron lo buenos jugadores que eran. Desafortunadamente, Solozabal sólo lo hizo esta temporada.
Este año prácticamente no hubo casi gente de la cantera. Únicamente ascendió Juan Carlos, un delantero con poco gol, que a pesar de jugar varios partidos no cuajó y tuvo que salir a otros equipos como el Sevilla o el Valladolid. También ascendió Dani que disputó un partido y a la temporada siguiente tuvo que irse al Tenerife.

La temporada acabó con el Doblete y clasificados para la Champions (la última vez que iba sólo el campeón de Liga)

En la siguiente temporada, la 96-97, había que apuntalar el equipo del doblete con buenos jugadores para afrontar la máxima competición europea. Llegaron muchos jugadores y se fueron pocos. Habría que empezar con los que se marcharon: Tomás Reñones, que decidió colgar las botas; Penev que se fue al Compos de Fernando Vázquez y Caneda ante la llegada de Esnaider (un desacierto); y Correa, que fue cedido al Racing y desgraciadamente volvió.

Ahora con los que llegaron, que fueron muchos, y claro, no podían desmerecer a sus antecesores en el ranking de paquetes atléticos. De los que llegaron se podría salvar a Carlitos Aguilera “La Liebre”, que volvió de su periplo por Tenerife y se afianzó en la banda derecha alternándose con Geli; una lástima que no se hubiera operado de los ojos con anterioridad y así no habría perdido la lentilla en el partido contra el Ajax dejando a Overmars fuera de marca. Y poco más se puede salvar. Vayamos con la morralla de menos a más.

Juan Eduardo Esnaider, la verdad es que no lo hizo mal, pero no dio la talla en el equipo del Manzanares. Los aficionados atléticos aún tienen en su cabeza el penalti que falló ante Van Der Sar. Pablo Alfaro, quien iba a decir que jugaría en el Calderón el que rompió la nariz a Paolo Futre. El delantero sevillano Yordi, que con ese nombre poco iba a hacer y acabó siendo un trotamundos del fútbol español.
Radek Bejbl, sí el rubio que siempre iba al suelo; este jugador es un claro ejemplo de cómo no saber fichar. En la Eurocopa de ese verano, la República Checa se salió y casi gana la Eurocopa, si no llega a ser por el primer gol de oro de la historia marcado por Riedle. Pues bien, el bueno de ese equipo era Nevdev, Radomir, era Nevdev, y no el checo Bejbl, un paquete que quitó el puesto a Vizcaino. Por último, el paquetón de la temporada, el rumano Prodan, dónde aprendería a jugar este chico…un ejemplo de jugador que gusta a un entrenador a pesar de ser un paquete con mayúsculas, misterios del fútbol.
Por último hay que hablar de la cantera que ya empieza a tener jugadores extranjeros. Los pioneros fueron Joao Pinto o Pablo García pero con la llegada de Antic llegaron muchos más. El puntal de esta situación fue Velko Paunovic, otro paisano de Radomir, el típico jugador promesa que lo es toda su carrera deportiva. Era el sucesor de Pantic, tenía buen golpeo de balón, pero al final el tiempo demostró que era jugador para equipos más modestos. Otro que llegó fue Tomic, que no hizo nada. En esta temporada subió un jugador que marcaría época, pero en otro Atlético, en el de Bilbao, Santi Ezquerro. Otro que pasó sin pena ni gloria fue Ivo.

El que se puede salvar de esta hornada es el portero Ricardo, que desgraciadamente no tuvo su oportunidad, Molina le cerraba el camino, y demostró en otros equipos, entre ellos el Manchester, que tiene mucha calidad.

Y el Atlético acabó 5º en Liga clasificándose para la UEFA y fue eliminado en cuartos de la Champions en el memorable partido contra el Ajax que sentenció Dani, un futuro paquete atlético…

Indice

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s